28 enero, 2019

Un nuevo comienzo de vuelta de Ecuador

Purple honeycreeper, mielero cerúleo, Cyanerpes caeruleus
No, jamás pensé de dejar de escribir y abandonar mi blog, aunque lo parezca. Y es que hace ya más de un año que no publico absolutamente nada. ¿Qué me ha podido pasar para no hacerlo? Lamento mucho no haber tenido actualizado este pequeño rinconcito que dedico, y en el cual me expreso tal y como quiero, a mi gran pasión. Pero no, en la selva no hay Internet. 

Ni Internet, ni electricidad, ni agua caliente, ni frigorífico, ni aire acondicionado, ni puertas, paredes o ventanas, ni tantos otros privilegios que algunos humanos de este mundo damos por sentado que forman parte de la vida cotidiana. Cada día que pasaba, me lamentaba de no poder contar cómo era mi día a día en la jungla a todos ustedes. Aún así, este hecho  no es sinónimo de haber olvidado mi afición a la escritura: unos de mis momentos favoritos era, cuando caía la tarde, poder sentarme en mi escritorio en un rincón de la casa de bambú donde vivíamos mirando las laderas de la reserva, con infinitas tonalidades de verde, y escribir en mi cuaderno todo aquello que se me pasara por la cabeza en ese momento. 

Allá donde mirara, cada día que pasaba, siempre había algo nuevo por descubrir. El pasado año 2018 pude vivir una experiencia única en la reserva ecuatoriana llamada Jama-Coaque. Ésta forma parte de la región biogeográfica de "El Chocó", la cual es globalmente reconocida como una de las áreas más biológica y culturalmente diversas. Provee de hábitat a una extraordinaria riqueza de especies animales y plantas. Se encuentra mirando al Pacífico y aislada de la Amazonía por los Andes, propiciando un enorme rango de nuevas especies, muchas de ellas endemismos de la región. Actualmente es el hogar de, por ejemplo, más de once mil especies de plantas vasculares y novecientas especies de aves. 

Según WWF, un 66% de la selva del Chocó ya ha sido totalmente destruida por la deforestación y el auge del aceite de palma. En el caso de mi reserva, era muy doloroso ver en nuestras fronteras cómo todo estaba destruido y quemado por prácticas abusivas de la ganadería y agricultura. 

El principal objetivo de la fundación gestora de la reserva, Third Millennium Alliance, es ir comprando todos los terrenos privados colindantes para reforestarlos y preservarlos de estos males humanos. Cada año, la reserva crece un poquito más gracias a los donativos de personas concienciadas con este problema ambiental, aunque no tan rápido como a mí me gustaría y como este hábitat en extinción necesita, (y estoy segura de que mis compañeros fundadores también opinan igual que yo). 

Ya de vuelta en Escocia, no tengo excusas para no contaros tantas cosas que tengo en el tintero. Y mientras agradezco  tener de nuevo bombillas encendidas y una ducha con agua caliente, mi marido y yo hacemos nuevos planes para el 2019 que, con seguridad, no creo que vaya a ser tal aventura como la del pasado año, pero espero que también pueda seguir avanzando en mi camino. 

Sinceramente, yo haría la maleta de nuevo para irme a cualquier otro rincón del mundo. Cuando miro un mapamundi, se me cae el alma a los pies pensando en todos esos lugares que no conozco, todas esas aves que aún no he visto, todas esas formas distintas de vivir que los humanos tenemos y que yo quiero tener la oportunidad de comprender... No creo que la vida me de para tanto, pero se hará lo que se pueda. 

Mientras tanto, acontecimientos que se me escapan de las manos requieren de nuestra atención. No sabemos que pasará con el Brexit ni qué será de nosotros, los "EU citizens". Cada vez que veo en las noticias a Theresa May diciendo que la libre circulación se va a acabar con semejante odio en sus ojos, pienso que los ciudadanos europeos debemos ser auténticos diablos recién salidos del más horrendo infierno inimaginable y aún no nos hemos dado cuenta ello. Quién diría que en la Era de las Comunicaciones se iba a imponer el racismo con tanta fuerza. 

Yo no tengo la fortuna de ser una de mis amadas aves. En su mirada, las fronteras que los humanos nos hemos creado para separarnos ni existen, ni tienen sentido. Sus alas se enfrentan a montañas, mares, desiertos. Su fortaleza y valía se demuestra con cada amanecer que llevan a sus espaldas. Su confianza en sí mismas les acompaña hasta el último día. 

Nuestro último día anillando en la reserva, la selva quiso despedirse de nosotros con una pequeña sorpresa azul violeta. Me gusta imaginar que ésta fue la manera de que el Chocó nos quiso decir que el amor que sentimos por esta esquinita del mundo es recíproco. El macho de Purple honeycreeper o mielero cerúleo (Cyanerpes caeruleus) fue la última ave que anillamos y supuso la cita de una nueva especie no antes vista en la reserva de Jama-Coaque. 

Durante mi estancia en Ecuador, observamos y trabajamos con más de 600 especies de aves, haciendo hincapié en las estrategias de muda de especies poco estudiadas y teniendo aprendices a nuestro cargo. No solamente estuvimos anillando en Jama-Coaque, también tuvimos la oportunidad de viajar por el país y trabajar en otras zonas de la costa y en los Andes en nuestro tiempo libre. 

Mi trabajo como Avian Studies Coordinator  en el Neotrópico fue uno de mis mayores retos laborales con unas condiciones ambientales nada fáciles de afrontar y, aún así, puedo decir "de ley" que un pedacito de mí no quiso volver y se quedó en Ecuador. 

2 comentarios:

  1. Que sorpresa más agradable y cuanto me alegro Carmen. Te he echado mucho de menos. No nos dejes tanto tiempo sin publicar y sin poder leerte. ¡BIENVENIDA!
    ¡Hermoso pájaro nos muestras! no le conocía, tienes unas coloraciones preciosas.
    Un gran saludo Carmen.

    Ahora que he leído todo el post lo comprendo, en Google + no aparece todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por tu comprensión! Y de nuevo gracias también por tu hermosa acogida. Un abrazo enorme.

      Eliminar

Con la tecnología de Blogger.

Licencia

Licencia de Creative Commons

Licencia Creative Commons, 2009


This obra by Carmen Azahara is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España License. Permissions beyond the scope of this license may be available at http://onlybirds.blogspot.com.es/.

Todo el contenido (fotografías, artículos, logos, vídeos, etc) tienen licencia Creative Commons, y pertenecen a su autora, Carmen Azahara, excepto si se especifica lo contrario. Se puede copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra, bajo las siguientes condiciones
  • Reconocimiento: Debe reconocer los créditos de la obra. Antes de publicar algún contenido de la web, contacta conmigo: carmenazahara86@gmail.com
  • No comercial: No puede utilizar esta obra para fines comerciales.
  • Sin obras derivadas: No se puede alterar, transformar o generar una obra derivada a partir de esta obra.

Follow me!