02 noviembre, 2015

Un disparo en el corazón



Un disparo en el corazón. Esa fue la respuesta para quien no encaja en el mundo que hemos creado, quién no cumple nuestras expectativas pero, aún así, se adapta y quiere seguir viviendo. Una urraca que tuvo la desfachatez de ser urraca. De esta manera me la encontré, muerta en un rincón de L'Horta Nord en el año 2013. 



Cuando aún tenía la paciencia de escuchar a aquellos que ven la vida como como una pertenencia para su uso y disfrute, me contaban lo mala que eran las urracas, asesinas, no dejaban nido con polluelo vivo. Curiosamente, podría haber dicho lo mismo de ellos. Una proyección de sus defectos que han materializado en forma de pájaro. Siempre será más fácil pegar tiros que sentarse a pensar qué estamos haciendo con nuestra propia vida. 

En el desequilibrio que provocamos en la Naturaleza, algunas especies consiguen proliferar, pero siempre es más sencillo ver el mal en ellas que pensar en la raíz del problema. Un animal que tiene como dieta principal nuestras basuras, además de comer insectos, como la procesionaria del pino, y que sus depredadores naturales como el búho real, el azor, el halcón peregrino o el águila perdicera también han sido sometidos a una fuerte persecución. 

Echar la culpa a los demás de nuestros errores, de qué me sonará esto.  Odio y saña exudan estos hombres, y quienes no tienen ni voz ni voto pagan por ello. ¿Por qué?. Ni buenos ni malos, los seres vivos, simplemente, son. La capacidad de elegir y, por tanto, de ser malos o buenos, solamente recae en el ser humano. Pero estos ecologistas, qué sabrán.

Observando a las urracas por la ventana, exaltadas con el hallazgo del pastel que se me olvidó comer a tiempo, tomando los trozos y escondiéndolos por los arbustos para los días con menos suerte, me acordé de la urraca valenciana. En este rincón de Escocia, todas las aves son bienvenidas, forman parte del perfecto jardín. Las urracas no iban a ser menos. Saltan por la hierba, graznan, se suben nerviosas a la mesa. Su comportamiento se me antojó adorable y entre risas me inventaba sus pensamientos: ¿Será verdad que todo es para mí? 


Mientras ellas se preocupaban de buscar los mejores escondites para los restos del pastel, yo no podía dejar de pensar cuán diferente puede ser tu vida según dónde te encuentres. Aunque sigas siendo lo mismo, una simple urraca. 


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Con la tecnología de Blogger.

Licencia

Licencia de Creative Commons

Licencia Creative Commons, 2009


This obra by Carmen Azahara is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España License. Permissions beyond the scope of this license may be available at http://onlybirds.blogspot.com.es/.

Todo el contenido (fotografías, artículos, logos, vídeos, etc) tienen licencia Creative Commons, y pertenecen a su autora, Carmen Azahara, excepto si se especifica lo contrario. Se puede copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra, bajo las siguientes condiciones
  • Reconocimiento: Debe reconocer los créditos de la obra. Antes de publicar algún contenido de la web, contacta conmigo: carmenazahara86@gmail.com
  • No comercial: No puede utilizar esta obra para fines comerciales.
  • Sin obras derivadas: No se puede alterar, transformar o generar una obra derivada a partir de esta obra.

Follow me!