19 noviembre, 2015

El combatiente y su peculiar vida sexual


Una de las noticias más sonadas esta semana en el ámbito de la ornitología tiene como protagonista al combatiente (Philomachus pugnax). Y es que dos estudios de secuenciación han revelado la genética subyacente al peculiar comportamiento reproductor de esta especie.


Los dos equipos de genetistas, uno dirigido por Leif Andersson de la Universidad de Uppsala y el otro por Terry Burke de la Universidad de Sheffield, han descubierto que los tres tipos de machos que encontramos en la especie se debe a un "supergen", un grupo de genes vecinos en un cromosoma que se heredan juntos debido a su estrecha vinculación genética y están funcionalmente relacionados en un sentido evolutivo. 

"La característica especial del supergen es que permite a una gran cantidad de genes que están contiguos en un cromosoma y que determinan múltiples rasgos, evolucionar juntos y crear rasgos de comportamiento distintos" comenta el profesor Terry Burke.

 "La diferencia en la secuencia es mayor que la diferencia en la secuencia media entre los seres humanos y los chimpancés, por lo que estimamos que se produjo al menos 4 millones de años atrás," añade el profesor Leif Andersson al ser entrevistado por este trabajo. 

¿Tres tipos de machos?

La mayoría de los machos de combatiente, como podríamos imaginar, son territoriales o independientes. Es decir, marcan su territorio realizando un complicado cortejo nupcial formado por revoloteos y saltos, erizan la llamativas plumas de su gorguera, se echan, etc. y, como su nombre indica, combaten con otros rivales en la lucha por el apareamiento con el mayor número de hembras posible las cuales, posteriormente, incubarán y cuidarán a sus polluelos individualmente. 

Sin embargo, existen otros machos que optan por otras estrategias menos arriesgadas. Sólo uno de cada cuatro machos independientes consigue mantener un territorio con éxito. Los machos satélites tienen otra estrategia que les confiere cierto éxito garantizado. Su objetivo no es conseguir un territorio. En su lugar, conviven dentro del territorio de un macho del tipo antes mencionado. 

Estos machos satélite tienen un plumaje diferente y muy llamativo gracias a que su gorguera no es oscura como en el macho territorial, si no blanca (como podéis ver en el vídeo anterior). Juntos dan una muestra de cortejo mucho más atractiva para las hembras que si el macho independiente se encontrara solo o con otro macho como él, de ahí que el territorial tolere al satélite. 

Cuando una hembra llega, el territorial se vuelve agresivo hacia el satélite, pero no lo suficiente como para que el satélite abandone el territorio. A cambio de su ayuda para atraer hembras, el macho satélite obtiene cópulas con algunas de las que se acercan. Para ello, el macho satélite intenta dificultar que el macho territorial copule cuando la hembra se agacha. En el caso de que el territorial se distraiga en ese momento por la llegada de otro macho territorial y vaya a combatirlo, el satélite puede obtener la oportunidad de cópula. 

Pero ahí no queda todo, hay un tercer tipo de macho, el faeder, el cual es de plumaje similar al de la hembra y solamente un poco más grande a diferencia de los otros tipos de macho.

¿Cómo consigue un macho que parece una hembra copular con otras hembras? 

Éstos  se cuelan en los territorios de los machos independientes haciéndose pasar por una hembra. Incluso se agachan y muestran su cloaca como una hembra dispuesta a copular lo haría. Las hembras normalmente no van a querer copular con este macho, por lo que éste intenta deslizarse entre el macho territorial y las hembras que han elegido a éste último. Cuando una de ellas se agacha, rápidamente el faeder aprovecha la ocasión a escondidas del territorial. Ocurre también que el macho territorial monta a éste al creerlo una hembra, lo cual también forma parte de una estrategia disuasoria para disminuir la posibilidad de que copule con la misma hembra que él y que su esperma tenga que competir con el del territorial. 


Fuente de la imagen: https://magufobusters.files.wordpress.com/

Aquí os dejo los enlaces de las noticias en las que me he basado para este post sobre la peculiar vida sexual del combatiente y sus recientes estudios por si queréis profundizar en el tema.

THROB: One "Supergene" May Determine Mating Strategies for These Male Birds

CBC: Ruff sex: Scientists identify genetic sequence of a bird with four genders

New Scientist:  Ruff bird orgies have four ‘sexes’ thanks to a supergene flip

ZME Science: Male ruff birds cross-dress to steal females, and it’s all in their genes

The Scientist: Supergene Explains Ruff Mating

RT: ‘Supergene’ reveals birds who pretend to be female as a mating strategy

Dispatch Tribunal: Genes given credit for three different kinds of male ruffs

Bionieuws: The faeder identity – A third male type in ruffs




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Con la tecnología de Blogger.

Licencia

Licencia de Creative Commons

Licencia Creative Commons, 2009


This obra by Carmen Azahara is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España License. Permissions beyond the scope of this license may be available at http://onlybirds.blogspot.com.es/.

Todo el contenido (fotografías, artículos, logos, vídeos, etc) tienen licencia Creative Commons, y pertenecen a su autora, Carmen Azahara, excepto si se especifica lo contrario. Se puede copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra, bajo las siguientes condiciones
  • Reconocimiento: Debe reconocer los créditos de la obra. Antes de publicar algún contenido de la web, contacta conmigo: carmenazahara86@gmail.com
  • No comercial: No puede utilizar esta obra para fines comerciales.
  • Sin obras derivadas: No se puede alterar, transformar o generar una obra derivada a partir de esta obra.

Follow me!