06 octubre, 2015

Te deseo un gavilán en tu vida


Era un día soleado. El termómetro marcaba 20 grados, algo increíble para el norte de Escocia a primeros de octubre. Los chorlitos dorados (mis queridos "goldies"), y yo disfrutábamos del calorcito mirando al Sol, ellos posados en el campo de cultivo recién labrado, y yo en el coche sin perderlos de vista. 


Los chorlitos no eran los únicos pájaros que disfrutaban de estos inesperados momentos de verano. Los bandos de jilgueros y pardillos canturreaban sin parar posados en los cables eléctricos  y acompañados de algún que otro bisbita común. Una graja llegó para incordiar un poquito, los fringílidos cambiaron de cable, no sin perder su alegre canto. 

Junto a mí, en la cerca más cercana, se encontraba un nervioso chochín moviéndose por los matojos. En su pico portaba un insecto. Supongo que de ahí, junto con los rayos de Sol, se encontraba tan contento que se posó encima de un poste bien orgulloso.

Ensimismada, miraba al estirado chochín danzante sobre el palo con su presa cuando el tiempo se paró por menos de un segundo. Un sobresalto, veloz, cortando el aire. Un macho de gavilán intentó atrapar al altivo pajarito. Yo salté en mi asiento, el chochín desapareció entre los arbustos y el gavilán, con decepción, se posó en una rama del árbol más próximo. Afortunado el chochín que vivirá un día más, pobre del gavilán que, después de recuperarse de su fallido ataque, tomó rumbo al Sur para seguir buscando su almuerzo.

En solo un momento, la altanería se transformó en modesta prudencia. El chochín siguió con su vida entre la seguridad de las hierbas trenzadas, aunque ya no le apetecía mostrarme sus capturas. Momentos que te recuerdan lo pequeño que eres por mucho que intentes mostrar al mundo la falacia de tu importancia como individuo.

Perdiendo el rumbo del verdadero motivo, este mundo se llena de egos que gritan unos sobre otros. Y entre tanto ruido, con miedo de olvidarlo y de que la corriente me lleve, yo me recuerdo: que soy yo la que pertenece a ellas, que son ellas las que vuelan por encima de mí. Por siempre.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.

Licencia

Licencia de Creative Commons

Licencia Creative Commons, 2009


This obra by Carmen Azahara is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España License. Permissions beyond the scope of this license may be available at http://onlybirds.blogspot.com.es/.

Todo el contenido (fotografías, artículos, logos, vídeos, etc) tienen licencia Creative Commons, y pertenecen a su autora, Carmen Azahara, excepto si se especifica lo contrario. Se puede copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra, bajo las siguientes condiciones
  • Reconocimiento: Debe reconocer los créditos de la obra. Antes de publicar algún contenido de la web, contacta conmigo: carmenazahara86@gmail.com
  • No comercial: No puede utilizar esta obra para fines comerciales.
  • Sin obras derivadas: No se puede alterar, transformar o generar una obra derivada a partir de esta obra.

Follow me!