10 agosto, 2015

Alzando el vuelo



Sigue resonando en mi cabeza una frase que leí esta mañana: 

"Las grandes oportunidades nacen de haber sabido aprovechar las pequeñas oportunidades."

Atribuida al multimillonario y famoso Bill Gates, es una cita que llega a mis ojos en un momento en el que he tomado la decisión de arriesgarlo todo por el siguiente paso. Aunque, sinceramente, no lo siento como un riesgo o una pérdida, simplemente como el siguiente paso que debo dar para seguir adelante con mi sueño. El tiempo de reflexión que me he tomado en este momento de transición, me ha ayudado a superar la falacia del costo hundido y a reafirmar mi decisión. 


Caprichosa es la vida, jamás me hubiera imaginado que mi oportunidad para seguir adelante iba a llegar de esta manera. Pero recordando el pasado puedo ver que sí, se trata de un acumulo de pequeñas oportunidades que no quise perder. Y a pesar de las muchas decepciones que pesan en mi corazón, mi amor por las aves sigue intacto. Ellas son las que me recuerdan cada día cuál es mi propósito en la vida. A través de mis amadas, yo también puedo ver mi Norte y mi perseverancia se ha mantenido. 

Por muchas personas que me miren con el odio que genera la envidia, intentando buscar motivos de por qué yo no me merezco estar cumpliendo mi sueño, os tengo que decir que no, no es oro todo lo que reluce. Y no me autoengañé cuando el suelo comenzó a temblar bajo mis pies a finales del año pasado. Mis planes debían de cambiar otra vez, y más rápido de lo que me imaginé en un primer momento. A punto estuve de que el miedo a perder lo poco que tenía me paralizara, pero siendo realistas, era consciente de que realmente no tenía nada. Nada que perder y aún un sueño por cumplir. 

Esta es la generación que me ha tocado vivir, una generación producto de nuestro pasado sin resolver, sin motivación ni promesas de recompensa por las que luchar. Cuarenta años no han sido suficientes. Y la mayoría de la juventud actual se encuentra inmersa en un Carpe diem mal entendido, repitiendo los mismos errores que ya sabemos que no nos llevarán a ninguna parte.

Viviendo como si el tiempo fuera a ser eterno. Esperando que se les diga qué es lo que tienen que hacer. Falta de concentración, errores y dejadez en las tareas más simples, falta de responsabilidad, iniciativa inexistente. Siguen esperando, no sé el qué. Siguen conformándose, no sé por qué. 

La vida es corta, no sabes cuándo la perderás, o cuando tus fuerzas o tu salud comenzarán a fallar, las aves lo saben muy bien. Me encanta observar los grupos de limícolas cuando todas a una giran su cabeza mirando al cielo mucho antes de que yo haya podido detectar nada. Ellas ya están alerta mientras yo intento buscar algún punto en el cielo. La última vez se trató de una calzada y una pareja de peregrino. Aunque se marcharon sin mayor percance en esa ocasión, estar siempre alerta y saber cuándo tienes que emprender el vuelo es esencial para sobrevivir. 

Muchas personas, a pesar de todas las señales que reciben diariamente  para que tomen las riendas de su vida antes de que sea demasiado tarde, siguen esperando a que la situación mejore por sí sola. Siento deciros que no, la situación no va a mejorar sin un esfuerzo por tu parte.  


Y como hay que predicar con el ejemplo, ya es un hecho, me marcho el mes que viene a empezar de nuevo, esta vez en Escocia. Sé que es ahora o nunca. Un reinicio casi total que espero compartir con vosotros. Muchas aves y mucho que aprender me esperan allí. Porque el eje de mi vida seguirá siendo el mismo. Eso es lo único en lo que tengo la certeza de que jamás va a cambiar. 


PD: La foto es de uno de los alzacolas que anillamos en Eilat, Israel, en la campaña prenupcial de este año 2015. 


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Con la tecnología de Blogger.

Licencia

Licencia de Creative Commons

Licencia Creative Commons, 2009


This obra by Carmen Azahara is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España License. Permissions beyond the scope of this license may be available at http://onlybirds.blogspot.com.es/.

Todo el contenido (fotografías, artículos, logos, vídeos, etc) tienen licencia Creative Commons, y pertenecen a su autora, Carmen Azahara, excepto si se especifica lo contrario. Se puede copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra, bajo las siguientes condiciones
  • Reconocimiento: Debe reconocer los créditos de la obra. Antes de publicar algún contenido de la web, contacta conmigo: carmenazahara86@gmail.com
  • No comercial: No puede utilizar esta obra para fines comerciales.
  • Sin obras derivadas: No se puede alterar, transformar o generar una obra derivada a partir de esta obra.

Follow me!